3 consejos para animar tus ilustraciones

Yukai Du te enseña a convertir tus ilustraciones en animaciones con estos consejos para principiantes

La animación te permite contar historias a través de imágenes de una forma lúdica y colorida. Pero a veces, dar el paso que separa los dibujos estáticos y de las animaciones dinámicas puede ser desalentador.

Yukai Du (@yukai_du) es una premiada ilustradora y directora de animación radicada en el Reino Unido. Originaria de China, descubrió su pasión por crear animaciones 2D mientras estudiaba en la Academia de Bellas Artes de Guangzhou. Su principal inspiración era el impresionismo, pues se sentía cautivada por los trazos, líneas y puntos empleados por los artistas de esta corriente pictórica.

Decidida a seguir perfeccionando sus habilidades, se graduó de la escuela de artes Central Saint Martins de Londres en 2014, y desde entonces ha logrado establecerse como ilustradora profesional y animadora. Su trabajo digital toma conceptos complejos y los traduce en imágenes simples que son fáciles de relacionar y entender. Así que no sorprende que sus juguetonas piezas bidimensionales hayan atraído a clientes como Adobe, Spotify y WeTransfer.

Da el salto que separa al ilustrador del animador mirando este video exclusivo para la comunidad de Domestika PLUS, en el cual Yukai te ofrece sus tres consejos más valiosos.

3 consejos para animar tus ilustraciones

1. Haz que tus animaciones duren poco

Al principio puede resultar tentador soñar en grande, pero Yukai recomienda comenzar en menor escala. Empieza animando uno o dos elementos de tu ilustración y ve hacia dónde te lleva este experimento. Recuerda que una animación simple y corta puede tener el mismo impacto que una pieza más larga y compleja.

2. Usa los programas que mejor conozcas

A la hora de empezar, emplea programas con los que estés familiarizado. Procreate y Photoshop tienen muy buenas herramientas para animadores y son fáciles de usar. No hay necesidad de comprar el software más avanzado; de hecho, puede resultar abrumador porque implica aprender muchos conceptos nuevos. Así que Yukai recomienda apegarse a las herramientas y programas que mejor conozcas. Una vez que te sientas listo para expandirte puedes probar otros programas, como Cinema 4D, por ejemplo.

3. Mantenlo simple

A veces las animaciones más efectivas son aquellas en las que las ilustraciones tienen pocos elementos, pues incluso un movimiento sutil puede darle a tu ilustración una profundidad totalmente nueva. Como ejemplo tienes la imagen de unas colinas, en la cual el único elemento animado es un tren que las atraviesa. Otra idea: un paisaje urbano con edificios estáticos y un avión surcando el cielo.

Cuando la gente ilustra con una animación en mente, a menudo tiende a simplificar de más sus ilustraciones por miedo a que sea muy difícil animarlas. Para no afectar su ilustración, Yukai evita pensar en los elementos animados durante la fase de ilustración. Así, una vez que ya ha llevado su diseño a un nivel con el cual se siente satisfecha, lo observa y analiza para decidir qué elementos pueden permanecer estáticos y cuáles puede poner en movimiento.

¿Te resultó útil este tutorial? Para obtener más consejos sobre cómo ilustrar, echa un vistazo a la sección de Ilustración de nuestro blog.

Y si te encanta el estilo de Yukai y quieres aprender a animar tus propias ilustraciones, apúntate a su curso: Animación digital dibujada a mano: da vida a tus ilustraciones

Versión en español de @arturo_torres_landa

También te puede interesar:

– Animación con técnicas mixtas en Procreate, un curso de Caroline Kjellberg

– Ilustración y creación de GIF en Procreate, un curso de Natalia Rojas

– ¿Cómo crear un porfolio en Instagram?

– 3 tutoriales gratis de ilustración para aprender a soltar la mano

¿Necesitas Ayuda?
1

Los Más Pedidos

Cada día mejoramos nuestros servicios para que tú alcances tus objetivos.

Los Más Pedidos

Cada día mejoramos nuestros servicios para que tú alcances tus objetivos.